0

Los equipos de rescate han localizado sobre las 8.45 horas de este jueves el cadáver del menor que fue arrastrado en la tarde de este miércoles por las aguas del río Sil a su paso por Ponferrada (León), han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

El chico, de 13 años y nacionalidad rumana, se lanzó al agua para intentar coger un balón con el que jugaba en las inmediaciones de la Avenida Tercio de Flandes, junto al puente del ferrocarril.

Tras él se lanzó su hermano, de 17 años, quien pudo ser rescatado por los bomberos minutos después, mientras el menor fue arrastrado por la fuerte corriente.

En el dispositivo de búsqueda han participado bomberos de Ponferrada (León), así como agentes de la Policía Nacional, Local y personal de Protección Civil que sobre las 21.45 horas de este miércoles suspendieron la búsqueda temporalmente, por falta de luz, unas labores que se habían centrado entre los puentes García Ojeda y Toral de Merayo.

Poco después de su reanudación los bomberos han conseguido encontrar el cadáver muy cerca del lugar donde ocurrió el percance.

La Confederación Hidrográfica Miño Sil y Endesa cerraron las compuertas del pantano de Bárcena para permitir la disminución del caudal del río y facilitar así la búsqueda.

Cuando el menor cayó ayer el agua el río estaba muy crecido y discurría con mucha fuerza.

La familia se personó en el lugar del incidente minutos después de producirse y ha permanecido en todo momento allí para seguir las labores de rastreo.

También estaban presentes cuando el cadáver ha sido localizado y sacado del agua por los bomberos.

El cuerpo sin vida del menor permanece en la ribera del río a la espera de que el juez levante el cadáver.

Posteriormente, será trasladado al Instituto Anatómico Forense de Ponferrada donde se le practicará la autopsia.