La Guardia Civil detuvo al acusado en el año 2011. | GERMAN G. LAMA

13

Un hombre fue juzgado este martes en Palma por mantener relaciones sexuales con la hija de su socio desde que la menor tenía doce años hasta que cumplió los 17 y la relación fue descubierta por la madre de la víctima. El acusado tenía 28 años cuando arrancaron los hechos en el año 2005. La Fiscalía le reclama nueve años de prisión.

En su declaración, el acusado reconoció que mantuvo una relación durante cinco años con la menor. En su defensa niega que supiera qué edad tenía: «Cuando me fijé en ella ya no era una niña. No he sabido la edad de ella nunca». Contra el acusado pesan sobre todo tres episodios concretos que ocurrieron antes de que la víctima cumpliera los 13 años, la mínima edad para prestar consentimiento.