Imagen del cráneo hallado en el fondo del mar. | Javier Jiménez

27

El redactor jefe de Sucesos de Ultima Hora, Javier Jiménez, localizó por la tarde en la playa de El Coto, en la Colònia de Sant Jordi, un cráneo humano, a unos cien metros de la orilla. La Policía Judicial de la Guardia Civil investiga ahora a quién pertenecen esos restos, que estaban en descomposición.

«Poco antes de las cuatro de la tarde reparé en un reflejo en el fondo del mar, a cuatro metros de profundidad, entre dos embarcaciones amarradas. Tras una rápida inmersión, comprobé que se trataba de un cráneo humano, con algunas piezas dentales», explica el periodista.

Contactó con la Guardia Civil, que envió a la zona a tres submarinistas de los Geas (Grupo Especial de Actividades Subacuáticas), que peinaron la zona del hallazgo. Pero las sorpresas del día no habían acabado: donde pocas horas antes descansaba la calavera, ya no había nada. A unos metros, en cambio, se encontró la mandíbula humana con varios dientes, que será clave para la resolución del caso.

La principal hipótesis es que algún buceador o aficionado al snorkel, entre la llamada de este diario y la aparición de los Geas, se apoderó del cráneo, aunque dejó la mandíbula. Tampoco se descarta que las corrientes movieran la calavera, pero la zona fue minuciosamente examinada.