A la izquierda, el condenado cuando fue detenido en su casa de Canyamel. A la derecha, una imagen de Gisela von Stein.

8

El hombre de 64 años acusado de matar a su pareja y enterrarla en el jardín de un chalé de Canyamel en agosto de 2012 ha confesado los hechos a cambio de ser condenado a 10 años de prisión por homicidio, la mitad de los que inicialmente reclamaba la Fiscalía por asesinato.

En el juicio con jurado celebrado este lunes en la Audiencia de Palma, Axel H., de nacionalidad alemana, ha admitido que golpeó en la cabeza con un objeto contundente a su compañera sentimental, Gisela, de 66 años, tras una acalorada discusión porque la mujer había descubierto que él le había sido infiel.

La Fiscalía ha modificado su escrito de conclusiones para reducir a la mitad la pena que pedía en un principio después de que la defensa del acusado presentara un escrito en el que el hombre, en prisión preventiva desde octubre de 2012, confesaba el crimen.

Noticias relacionadas

Además, ha indemnizado a la única hija de la víctima en más de los 200.000 euros que reclamaban las acusaciones por responsabilidad civil, con lo que la acusación particular que la representaba se ha retirado de la causa.