Fachada del edificio donde estaba el centro de estética. | Alejandro Sepúlveda

14

La Policía Nacional ha detenido al responsable de un centro de estética y odontología de Palma por estafar a las clientas. De momento hay 12 denuncias presentadas en su contra, se tienen localizadas a otras 23 personas perjudicadas que todavía no han presentado denuncia, y hay varias víctimas más que han expuesto su caso en las redes sociales y grupos de WhatsApp, pero la policía aun no ha podido contactar con ellas para obtener más información.

Hasta la fecha la estafa asciende a unos diez mil euros, aunque los investigadores creen que esta cifra será muy superior cuando se recojan todas las denuncias.

El detenido tiene 49 años, es español de origen colombiano y estaba al frente del centro de medicina y odontología Rejuvenart, situado en la calle Unió de Palma. La policía empezó a recibir denuncias de clientas que habían pagado por adelantado por unos servicios que el sospechoso no les prestaba e inició una investigación.

El centro ofrecía, por ejemplo, dermodepilación con una tecnología láser exclusiva en Mallorca, borrar las arrugas del rostro con tratamiento de botox, o rellenar los surcos faciales con ácido hialurónico.

Muchas de las víctimas indicaron que compraron a través de internet bonos con descuentos para algunos tratamientos. El sospechoso les hizo la primera sesión y después les daba largas para completar los tratamientos o los otros servicios contratados.

Tras constatar los hechos, los agentes detuvieron hace unos días al responsable del centro por un presunto delito de estafa. No obstante el establecimiento ya había cerrado al público. Al parecer, el sospechoso también adeudaba varios meses del alquiler del local y había tenido a seis empleados sin contrato a los que también debía dinero.

Tras declarar en los juzgados quedó en libertad con cargos.