La policía investiga la aparición de carteles de apología nazi en la platja de Palma. | Vasil Vasilev

46

Un oficial y dos agentes del GAP (Grup d’Actuació Preventiva) de la Policía Local de Palma están siendo investigados por el juzgado de Instrucción número 1 por la posible manipulación de pruebas durante la instrucción de un caso contra un grupo organizado en Platja de Palma.

Los hechos se remontan varios meses atrás. Un grupo organizado de rumanos se le imputaron una gran cantidad de robos supuestamente perpetrados en Platja de Palma. Fruto de los informes policiales presentados y de la investigación, el juzgado correspondiente, a instancias de la Fiscalía, dictó una orden de alejamiento sobre ellos.

Unos meses más tarde, la investigación interna apunta a que varias de las carteras, el botín del robo, que se les atribuyeron a los presuntos delincuentes, habían sido entregadas unos días antes en dependencias policiales como objetos perdidos cumplimentando el correspondiente documento. Por consiguiente, es imposible que unas carteras halladas puedan formar parte del botín de los ladrones.

Recientemente, el juzgado remitió al cuartel de San Fernando una citación oficial para los tres funcionarios investigados en calidad de imputados. Un día más tarde, una nueva misiva judicial aplazaba la citación y, finalmente, la paralizaba.