Dos ciclistas contemplan el paisaje quemado desde la carretera que une Andratx con Estellencs. | Michel's

1

El Instituto Balear de la Natura (Ibanat) ha dado este martes a las 15.15 horas finalmente por extinguido el incendio forestal que se inició el pasado viernes 26 de julio en la zona de Sa Coma Calenta, en Andratx, y que ha dejado un balance final de 2.335 hectáreas calcinadas. Por municipios, la afectación ha sido de 2.140,2 ha en Andratx (91,6% de), 187,3 ha en Estellencs (8%) y 7,5 ha en Calvià (0,3%).

Según han informado en un comunicado, desde el pasado viernes 2 de agosto, cuando se dio por controlado, varias dotaciones terrestres y aéreas del Ibanat han estado «trabajando día y noche» en el interior del perímetro para remojar la superficie quemada y apagar las reavivadas que se han ido produciendo, «especialmente» en las zonas entre la finca de Es Grau y Son Fortuny, entre Ses Alquerioles y Es Penyal d'en Rigo y en los alrededores del municipio de Estellencs.

Así, han explicado que pese a que en el interior del perímetro hay zonas que no han sido afectadas, se calcula que se han quemado 2.208 hectáreas de vegetación forestal, entre matorrales (1.363 ha), pinar y otros árboles (805 ha) y vegetación de acantilados acantilados (40 ha), y 126 hectáreas de vegetación agrícola.

El 86% de la superficie calcinada pertenece a fincas de propiedad privada y el 55% del total afectado, es decir 1.282 hectáreas, pertenecen al Paraje Natural de la Serra de Tramuntana, que se ha visto afectado en un 2% para este incendio, que se considera «el más devastador de Baleares desde que se tiene constancia», según han indicado.