Un grupo de personas se ha concentrado en Manacor para protestar por la puesta en libertad del autor del atropello. | Alejandro Sepúlveda

57

El juez titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Manacor ordenó, en la tarde de ayer, dejar en libertad con cargos al conductor que atropelló mortalmente a un ciclista en Artà y se dio a la fuga.

El magistrado le aplica la obligatoriedad de comparecer periódicamente en el juzgado. A su vez le imputa los delitos de homicidio imprudente y omisión del socorro.

El arrestado llegó a los juzgados de Manacor, en torno a las 16.35 horas, en un vehículo tintado de la Agrupación del Sector de Tráfico de la Guardia Civil y así pudo evitar ser fotografiado por los numerosos medios de comunicación que aguardaban en la puerta. El vehículo accedió directamente al interior del recinto judicial.

El accidente se produjo, a las 10.15 horas, del domingo en el kilómetro 9.200 de la carretera MA-12, es decir, la vía que une los municipios de Artà y Can Picafort. Dicho punto kilométrico pertenece al término municipal de Artà. El fallecido, Joan Roig Bauzà, tenía 54 años de edad y era natural de Sant Joan.

Investigación
Al parecer, según las primeras hipótesis de la investigación, el fallecido circulaba en compañía de un grupo de amigos cuando, por causas que se desconocen, el conductor de un Opel Frontera de color negro, le arrolló por detrás dejándolo tendido en el suelo.

Noticias relacionadas

Según fuentes próximas al caso, minutos más tarde de producirse el siniestro, la Guardia Civil de Tráfico solicitó a las diferentes policías locales su colaboración con la intención de localizar el todoterreno que acababa de atropellar al ciclista y darse a la fuga.

Sobre las 16 horas, una patrulla de la Policía Local de Artà logró localizar el vehículo en el interior de un párking cubierto, pero que desde el exterior podía avistarse el coche. Rápidamente, los agentes llamaron a la Guardia Civil quienes, tras comprobar las placas de la matrícula consiguieron localizar al titular.

Al parecer, el propietario del todoterreno y ahora detenido, había tratado de cambiar las placas de la matricula con otro coche muy similar para eludir a la justicia. Tras localizarlo, la Benemérita le interrogó y, a los pocos minutos, el arrestado se derrumbó y confesó los hechos.El detenido es un joven de 31 años de edad, vecino del municipio de Artà y con numerosos antecedentes policiales en su espalda.

Al mismo tiempo, el varón también presentaba signos de encontrarse bajo los efectos de algún tipo de sustancia.

En Sant Joan, municipio donde vivía la víctima, la noticia del fallecimiento conmocionó a sus vecinos.