La Agrupación del Sector de Tráfico de la Guardia Civil localizó al conductor del todoterreno, un vecino de Artà con antecedentes policiales. La Benemérita destacó la colaboración de la Policía Local de Artà. | ALEX SEPULVEDA

49

Las carreteras de Mallorca se cobran una nueva víctima mortal. A las 10,15 horas de la mañana de ayer, un ciclista de 54 años de edad perdía la vida tras ser arrollado por un todoterreno que, instantes después, se daba a la fuga. Los hechos se produjeron en el kilómetro 9.200 de la carretera M-12, es decir, la vía que une los municipios de Artà y Can Picafort. Dicho punto kilométrico pertenece al término municipal de Artà.

Agentes de la Agrupación del Sector de Tráfico de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación.

Según las primeras hipótesis, el fallecido circulaba en compañía de un grupo de compañeros cuando, por causas que se desconocen, pero que están siendo investigadas, el conductor de un todoterreno arremetió contra el ciclista y lo lanzó al suelo. El deportista cayó sobre la calzada mientras que el conductor del todoterreno se daba a la fuga.

El ciclista falleció en el lugar a pesar de los intentos de reanimación practicados por los sanitarios. Hasta el lugar se desplazó una UVI móvil del SAMU-061, una básica y el médico del PAC de Artà.

Parece ser, según varios testigos, que el accidente vino provocado por no respetar la distancia de seguridad. A última hora de la tarde de ayer, la Guardia Civil procedió a la detención del conductor que provocó el accidente mortal.

Horas antes, la Guardia Civil había solicitado a todas las policías locales su colaboración con la intención de localizar el todoterreno. Sobre las 16 horas, una patrulla de la Policía Local de Artà localizó el vehículo en el interior de un párking. Tras comprobar que tenía la parte delantera dañada, alertaron a la Benemérita.

Tras localizar al titular e interrogarlo, el varón de 31 años y natural de Artà, reconoció los hechos y que estaba bajo los efectos de algún tipo de sustancia. La Guardia Civil lo detuvo y, en las próximas horas, pasará a disposición judicial. El vehículo era un Opel frontera negro al que le habían quitado las placas de la matrícula.