La detención la realizaron agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Inca. | Alejandro Sepúlveda

38

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Inca procedieron a la detención de tres personas acusadas de propinar una brutal paliza a un joven en sa Pobla y dejarlo en coma.

Los hechos se produjeron, hace poco más de dos meses, pero la detención de los presuntos autores se culminó recientemente.

Por causas que se desconocen, el grupo de agresores la emprendió a golpes contra un joven marroquí de una edad comprendida entre los 20 y 25 años.

Investigación

Según fuentes próximas a la investigación, al joven le asestaron golpes por todo el cuerpo utilizando para ello varios objetos contundentes. Una vez tendido en el suelo, los arrestados no cesaron y se ensañaron prosiguiendo con un recital de puñetazos, patadas y golpeándolo con palos hasta que la víctima perdió el conocimiento y entró en coma.

El joven fue trasladado hasta la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un centro hospitalario donde, a fecha de hoy, aún continúa ingresado y los facultativos creen que las lesiones podrían ser de carácter irreversible.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la autoridad judicial competentes quien ordenó una exhaustiva investigación.

Fue entonces cuando el Grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Inca tomó las riendas de las pesquisas y se culminó con la detención de los implicados.

Al parecer, al menos uno de los presuntos agresores, es una persona muy conflictiva y conocida en el municipio de sa Pobla por haber protagonizado otros hechos delictivos y altercados de orden público.

La investigación sigue abierta y no se descarta ninguna hipótesis, aunque de momento, la que toma más fuerza es la de que podría tratarse de un tema de trapicheo de drogas. Los acusados fueron puestos a disposición judicial ante el juzgado de guardia de Inca.