0

El capitán del ferry «Maverick Dos», que el pasado miércoles por la noche embarrancó en un islote de Formentera con 27 personas a bordo, no detectó ninguna avería mecánica ni en los equipos de navegación que justificara el accidente, según han confirmado tanto la Capitanía Marítima como la naviera Baleària.

El capitán marítimo en funciones de Ibiza y Formentera, Luis Gascón, ha explicado a EFE que a última hora de la tarde de ayer mantuvo una reunión con los responsables de Baleària y con el capitán del barco, quién aseguró que no había apreciado ninguna anomalía en el funcionamiento de la nave.

No obstante, Gascón ha eludido pronunciarse sobre si de esta circunstancia se puede deducir que el varado del «Maverick Dos» en el islote de Sa Torreta se debió a un fallo humano y se ha remitido al expediente abierto para determinar las causas del siniestro.

La Capitanía Marítima de las Pitiusas ha dado de plazo hasta el 24 de febrero a la empresa armadora para presentar el plan para reflotar el ferry y la ha urgido a completar las tareas de descontaminación que comenzaron horas después del accidente.

La naviera ha hecho público hoy un comunicado en el que asegura que ha iniciado los trabajos de descontaminación, que consistirán en la retirada de los 8.000 litros de gasóleo que contienen los depósitos del barco, así como de los aceites para los motores, las baterías y la pintura que se encuentran abordo.

Gascón ha recordado que el proceso es especialmente importante en este caso porque el ferry ha embarrancado en un Parque Natural, aunque el procedimiento para evitar la contaminación se lleva a cabo en cualquier accidente similar, ha precisado.

Respecto al plan para reflotar la embarcación, el capitán marítimo en funciones ha señalado que debe contemplar todos los procedimientos necesarios para sacar del islote el barco tratando de garantizar que puede mantenerse a flote y navegar hasta un puerto para ser reparado.

«Será una operación complicada» que requerirá además una climatología favorable, ha indicado Gascón, que ha detallado que habrán de emplearse grúas de gran tamaño para devolver el barco al mar.

Baleària indica en su comunicado que el reflotamiento «se llevará a cabo a la mayor brevedad posible», una vez su plan sea aprobado por la Capitanía Marítima.

La naviera asegura que durante la jornada de ayer se puso en contacto con los 21 pasajeros que viajaban en el ferry cuando embarrancó, a los que ha comunicado que pueden recoger las pertenencias que dejaran en la nave en la delegación de Baleària en Formentera.

Además, ha habilitado el teléfono 630075775 para facilitar a los afectados la información que precisen.