Imagen de la inauguración de la oficina de atención a víctimas de sa Gerreria en el año 2006. | E. LOPEZ

21

Los recortes llegan a las víctimas de delitos. El Govern cierra a partir de hoy las diez oficinas que prestaban asistencia psicológica y legal a las personas que habían sufrido cualquier tipo de actuación criminal. La decisión se hizo oficial ayer, es decir, el día antes del cierre efectivo del servicio, que oficialmente termina el primero de enero. Apenas hace unos días se comunicó el cierre a los trabajadores.

Detrás del cierre hay motivos económicos. El Govern achacó ayer la medida a la negativa de los colegios de Abogados y de Psicólogos de aceptar un drástico recorte (un 42,6 por ciento) en la partida para el servicio. Las asociaciones profesionales tenían firmado un convenio con el ejecutivo por el que éste tendría que destinar en 2012 un total de 265.346 euros para un servicio que tenía previstas 202 horas a la semana.

Presupuesto

Noticias relacionadas

Sin embargo, la dirección general de Interior, Emergencias y Justicia presupuestó más de 110.000 euros menos y planteaba un recorte de un 47,5 por ciento en las horas semanales del servicio. De acuerdo con el comunicado hecho público por el Govern, los colegios profesionales rechazaron este recorte.

Las oficinas llevaban en marcha bajo distintos paraguas administrativos desde el año 1989. Surgieron a raíz de un acuerdo entre el Ministerio de Justicia, el Consejo General del Poder Judicial y el Govern, al que se unieron después el Colegio de Abogados y el de Psicólogos.

El Govern aseguró ayer que los ciudadanos no quedan «ni desatendidos ni desprotegidos» por la medida y añadió: «En Balears los afectados pueden ser atendidos, en función de sus necesidades por el Institut Balear de la Dona, los servicios sociales, los juzgados de Violencia de Género, el Servicio de Atención al Menor, las unidades de salud mental, los centros de atención primaria, Guardia Civil, Policía Local, Policía Nacional y oficinas de defensa de los derechos del menor». Sin embargo, en el ámbito judicial se destacaba ayer la gran labor que desarrollaban el día a día las oficinas y que ofrecían una atención especializada a cualquier víctima, no sólo por violencia de género o a menores implicados como ocurre en otros servicios. Desde estos ámbitos también se valoraba la facilidad que daban estas oficinas a la hora de que las víctimas trataran con el sistema judicial.

El Govern aclaró además ayer que todas las personas que se encontraban ahora mismo en tratamiento dentro de estas oficinas por parte de los psicólogos han sido derivadas a otros servicios.