0

«Éramos cuatro los mallorquines que también hemos estado en Leh, capital del reino de Ladakh en los Himalayas, haciendo el tradicional trekking, el que estaban haciendo Rafael y Lourdes. El mes de agosto es el mejor mes para hacer esta singular excursión, y son muchos los mallorquines que la hacen», cuenta Margalida Morro, que ha realizado la misma excursión que Rafael Roca y Lourdes Morro, (si bien coinciden los apellidos no son parientes).
La ciudad de Leh es un pueblo de la India en el que se reúnen muchos aficionados al trekking. Esta ciudad se encuentra a 3.650 metros de altura, por lo que los excursionistas que quieran subir a más altura, lo primero que tienen que hacer es aclimatarse durante dos o tres días, «cuando estás aclimatado -añade Margalida Morro-, se contrata una agencia de trekking, en Leh hay muchas, para subir a la cordillera del Himalaya a través de varios valles. Las agencias te ofrecen: un guía, un cocinero, que se responsabiliza de la comida durante los diez días que dura la excursión, y 'el hombre de los caballos', que se encarga de subir todo el material de los excursionistas, agua y comida. En nuestro caso eran seis los animales de carga que llevaban todo el material».


Dificultades


Con referencia a las dificultades y problemas que encontraron, dice Margalida que «el paisaje de la cordillera del Himalaya es muy árido, pero no tienen problemas de subida, además es la única región de la India donde en verano no hay monzones, por ello el mes de agosto es el mejor para hacer este viaje. La subida es muy tranquila ya que es circular, y normalmente se hace bordeando el río Indo, que es una maravilla». «Durante el camino se encuentra a muy poca gente, sí hay unos pocos bares que son tiendas de campaña y nada más. Eso sí, hay bastantes monumentos y enseñas budistas que uno puede admirar», añade. La excursión se hace con tiendas de campaña. El guía indica el lugar donde se tiene que acampar y pasar la noche, mientras el cocinero prepara la cena, «que suele ser a base de mucho arroz, algo de carne y salsa picante». A las siete de la mañana hay que levantarse, recoger la tienda, y seguir caminando, así hasta diez días que son los que dura la excursión».
Margalida Morro lamenta profundamente lo que ha sucedido con Lourdes Morro, profesora como ella, en este rincón de la India, denominado Leh, «han tenido muy mala suerte, ya que han hecho esta excursión en el momento más oportuno del año, en una zona donde no hay monzones, a excepción de éste del lamentable 6 de agosto que sorprendió a todos».