22

El pasado lunes fue hallado en Muro un coche quemado con el cadáver de una mujer en el maletero. En horas se identificó a la víctima como Ana Niculai, una joven rumana de 25 años cuya desaparición había sido denunciada el mismo día por su pareja. A los dos días desde la Guardia Civil se puso nombre al presunto asesino: Alejandro Abarca. Han pasado cinco días hasta que ha sido detenido.

Noticias relacionadas