0

La Associació de Productors Audiovisuals de les Illes Balears (APAIB) ha manifestado su preocupación por las consecuencias que pueden derivarse de la anunciada internalización de los servicios informativos de la radio y televisión autonómicas, IB3, una operación que el propio Govern admite que supondrá un coste añadido de 6,6 millones de euros. Las empresas responsables de la producción externa –que supone el 85 por ciento del total de la programación de los canales públicos– temen que la medida suponga un nuevo recorte en la financiación disponible para sus contenidos.

Incomunicación total

Uno de los aspectos más sorprendentes que denuncia la APAIB es la ausencia de comunicación de los responsables de IB3 con sus principales proveedores –series, concursos, documentales...–; más teniendo en cuenta las posibles consecuencias económicas que tendrá la internalización del personal de los servicios informativos; una vieja reclamación de los trabajadores (totalmente lícita) pero cuya aplicación puede acabar a medio y largo plazo suponiendo una carga económica destacada para las cuentas de la Comunitat. Una estrategia de estas características merece, como mínimo, una convocatoria con las productoras para explicar el proceso y sus consecuencias.

Talento y experiencia

Los programas que realizan las empresas integradas en la APAIB no sólo son imprescindibles para la confección de la parrilla de programación de IB3, en radio y televisión, también son la cantera profesional de decenas de empresas y centenares de trabajadores con una demostrada y reconocida calidad en todos sus trabajos. Pretender herir el sector audiovisual de Balears, uno de los más dinámicos del país, es un error de bulto de los responsables del canal autonómico. La existencia de IB3 se justifica en su vinculación global con la sociedad balear. Sin ningún tipo de exclusión.