La fiesta se celebró en El Mirador, donde los invitados se pudieron relajar con buenas vistas y música ambiente. | Aina Borrás

1

El restaurante Suculenta del Port de Sóller, ubicado en las instalaciones de Marina Tramontana, celebró este sábado la llegada del mes de julio y la inauguración de la temporada veraniega con una fiesta de blanco que reunió a una nutrida representación de la sociedad mallorquina. En esta ocasión el evento se celebró en el privilegiado rooftop del restaurante, El Mirador, desde donde se pueden contemplar unas espectaculares vistas del puerto y de las montañas que lo rodean.

La fiesta sirvió también para presentar al nuevo chef de Suculenta, el solleric Guillermo Moyá, y la nueva y carta del restaurante. En esta ocasión, el dress code blanco añadió un toque mediterráneo al ambiente veraniego del evento, al que asistieron personalidades del mundo turístico, político y empresarial.

Todos los asistentes pudieron disfrutar de un ambiente relajado, envuelto por buena música y las preparaciones exquisitas del chef que, en su mayor parte, se basan en productos KM0. Y es que Suculenta se encuentra a solo 50 metros del punto de venta de pescado de las barcas que faenan desde el Port de Sóller, por lo que, en lo que se refiere a los productos del mar, literalmente, recién pescados, su situación es también privilegiada.

Lucas Carrusca, el anfitrión Gonzalo García y el chef Guillermo Moyá.

Gonzalo García San Miguel, accionista de Nuevos Puertos Deportivos, dio la bienvenida a los invitados, entre ellos el Director General de Ports IB, Xavier Ramis y el alcalde de Sóller, Carlos Simarro.