La playas de Mallorca volverán a ser el escenario perfecto para una de las noches más mágicas del año. | Efe

0

Es la velada más mágica del año. También se dice que la más corta e intensa. La noche de Sant de Joan es la oportunidad de muchos para pedir un deseo y esperar un año lleno de dinero, salud y amor. Tras dos años de restricciones por la pandemia del coronavirus, al fin, la noche de este jueves, 23 de junio, todas las playas de Mallorca se volverán a llenar de velas y hogueras para dar la bienvenida al verano. A pesar de que hoy en día se ha convertido una tradición extendida, se trata de una celebración cristiana heredada de otra fiesta pagana, esta última con motivo del solsticio de verano.

Los cristianos atribuyen la celebración al nacimiento de San Juan Bautista. Entre los años 8000 y 5000 aC., durante esta noche se constituía un ritual celebrado por diferentes pueblos, de diferentes culturas, como celtas, griegos, aztecas o bereberes, con motivo del solsticio de verano, es decir, de la noche más corta del año. Entonces, la víspera de este 24 de junio, los ciudadanos volverán a llenar las playas para pedir un deseo mientras se salta una hoguera, se meten al mar mirando a la luna o intentan sanar su mente. Si quieres tener 365 días repletos de suerte, estos son algunos de los rituales más populares a seguir:

Saltar una hoguera

Uno de los ritos más conocidos de la víspera de Sant Joan es saltar una hoguera. La tradición manda que hay que saltar el fuego siete veces para tener buena suerte, aunque hay algunos que apuntan a que son nueve los saltos que hay que dar. Siempre que se lleve a cabo este ritual hay que hacerlo con cuidado para evitar sustos y quemaduras. Es recomendable que no lo lleven a cabo niños ni personas mayores o con dificultad para saltar.

Quemar los deseos

Es uno de los rituales más arraigado y para cumplir con él hay que escribir los deseos en un papel, quemarlo en una hoguera de la playa y saltarla tres veces. En caso de no poder saltar el fuego, se puede adaptar y quemar el papel en una vela o en incienso, luego, tirar las cenizas al agua. En caso de tratarse de una vela blanca, esta significa armonía y el fuego ayuda a purificar el ambiente, protege de las energías negativas y aporta calma personal. Si prefieres hacerlo con verlas rojas, harás un llamamiento al amor, ya que simboliza la sensualidad y ayuda a triunfar y atraer a otras personas.

Saltar las olas

Noticias relacionadas

Bañarse a medianoche en la playa para eliminar las energías negativas es una de las costumbres más extendidas para aquellos que pasan la noche en la playa. Además, si mientras lo haces consigues saltar nueve olas de espaldas al mar tendrás todavía un año mejor, ya que dejarás atrás todo lo malo.

Lavarse la cara

En algunas zonas es típico lavarse la cara durante la Noche de San Juan. Es muy importante que después de realizar este rito no te mires en un espejo, ya que, de acuerdo a la tradición, el rito no tendría efecto. Otro de los ritos para alejar los aspectos negativos es recorrer tu cuerpo con una rama de laurel y después quemarla.

Dormir con patatas

Este es uno de los rituales menos conocidos, la creencia dice que dormir con tres patatas bajo la almohada puede atraer buenas vibraciones. Una de las patatas debe estar entera, otra rasgada y la última pelada. Al día siguiente debes introducir la mano por debajo de la almohada y extraer una de ellas, si se saca la entera se tendrá un año lleno de prosperidad; si se saca la marcada refleja una alternancia de momentos positivos con momentos malos; por último, si es la pelada el futuro estará lleno de inconvenientes.

Aprender a tocar la guitarra

Si el deseo es aprender a tocar la guitarra, la leyenda cuenta que tan sólo hay que colocarse debajo de una higuera la misma noche del 23 de junio y los deseos se cumplirán. Algunas aseguran que se debe a que la guitarra y la higuera están ligadas al diablo y es este quien te enseña las dotes musicales.