Junto a su mujer, Catalina Payeras, el día que le dieron la Medalla de Oro del Consell, en 2004. | J. PEREZ

0

Para definir a Jaume Company hacen falta varias líneas: era un hombre amante de la danza, por supuesto, pero también de la poesía popular, la escritura, la música, en fin, de todo lo relacionado con el folklore mallorquín. También se esmeró en aprender idiomas, pero el rasgo que más destaca su hija Maria Antònia era su carácter pedagógico. «Le encantaba transmitir todo lo que aprendía». Jaume Company, del que el próximo miércoles se cumplen 100 años de su nacimiento, fue un erudito hecho a sí mismo. En 1940, con apenas 18 años, fundó Aires Mallorquins, una agrupación de folklore mallorquín que sobrevive hoy en día, 82 años después, con su hija Maria Antònia como presidenta. «La verdad es que ni me acuerdo de la primera vez que bailé. Ha sido como parte de mí desde siempre», explica la sucesora.

Maria Antònia recuerda a su padre con un gran cariño y un pequeño pero. «Fue un muy buen padre, con un carácter pedagógico muy importante, pero también es cierto que en algún momento le eché de menos porque le dedicaba a sus aficiones muchísimo tiempo». En una entrevista en este periódico publicada en 2002 con motivo de su 80 cumpleaños, Company se mostraba apenado porque «ahora se bailan más sevillanas. Primero hay que conocer y bailar lo nuestro, y después, empezar con las danzas españolas. Lo imprescindible es conservar lo propio».

PALMA. FOLKLORE. AIRES MALLORQUINS DE JAUME COMPANY ACTUA EN EL PASEO DEL BORN.

Aires Mallorquins ha realizado multitud de actuaciones en la calle, como esta celebrada en el Born.

Eq28012022001-06.jpg

Maria Antònia, con unas castañuelas típicas para el baile que pertenecieron a su padre.

Eq28012022001-11.jpg

Algunos de los diversos reconocimientos logrados.

Este amor por lo nostro le valió un amplio reconocimiento institucional. Fue honrado con la Medalla de Oro del Consell de Mallorca en 2004 y Aires Mallorquins fue distinguido en 2020 con la Medalla de Oro de Palma por su 80 aniversario. Company falleció el 2 de julio de 2007, pero la agrupación sigue activa. «En tiempos de mi padre eran unos 25 miembros y ahora son unos 15. Además con la pandemia nos hemos vuelto a reunir, pero de forma independiente, según el momento», explica Maria Antònia, quien está en conversaciones con el Ajuntament de Palma para realizar algún acto con el folklore mallorquín como protagonista con motivo de la efeméride de su padre.