María José Orero y Tomeu Arbona, recreados en su infancia por Adrià Arbona Orero, con los rosarios del Fornet de la Soca. | Amalia Estabén

1

A los más golosos les llega una de sus fiestas más señaladas, la de Tots Sants, que aquí, en Mallorca, goza de especial tradición los días uno y dos de noviembre, a la que va unida la degustación de los ricos panellets y rosarios, ya a la venta en pastelerías y reconocidas confiterías.

En el obrador del Fornet de la Soca, Tomeu Arbona cuida con esmero y mucho detalle la elaboración de esta especial gastronomía estacional.

Entrar en su establecimiento estos días es fundirse en un mar de sensaciones, que recuerdan la niñez, juventud y el paso de los seres queridos que en estas fechas seguían fieles a la tradición. Así, Tomeu Arbona prepara un abanico de dulces, que van desde los más típicos amargos, que elabora con almendras y algunas amargas, según la receta de la escritora Caty Juan de Corral, y los panellets de granada con agua de rosas, de café, coco, chocolate y limón, a partir de distintas variedades de almendra mallorquina.

Tomeu Arbona muestra los tradicionales ‘panellets’, muy presentes en estas fechas.

Cuenta el artesano que «aunque estos últimos sean importados por algún confitero de Catalunya, en Mallorca, existe algún documento, como el del dietario de Joaquim Fiol del siglo XVII, que habla sobre que se regalaba a los niños figuritas en forma de setas de mazapán y panets de mort que podían ser de pasta de pan o de mazapán a modo de mortaja».

Neus Llull, del Forn Fondo.

Los rosarios creados por Arbona rebosan artesanía. «Son originales, teniendo en cuenta nuestra filosofía gastronómica para hacerlos más saludables, conforme a los criterios actuales para una buena alimentación infantil. Los hacemos con diferentes tipos de galletas con harinas locales, bolitas de chocolate y panellets. Para la patena, antaño odiada por los peques, la hacemos con figurita a base de una deliciosa masa de galleta o, si se desea, una coca de patata. Estos son motivo de regalo del padrino a los más pequeños de la familia, aunque también lo adquieren jóvenes padres de familia amantes de la tradición».

Otros rosarios clásicos son los que elabora Neus Llull, del Forn Fondo de Palma. «Los modelos que ofrecemos son los de chuches artesanas, galletitas paciencias y de panellets de yema, entre los cuales se intercalan bombones, yemitas o frutas escarchadas bien combinados. La patena la hacemos de chocolate o bien de chocolate y arroz inflado».

Neus Llull, preparando los típicos rosarios.

La gama de panellets de este establecimiento es muy variada, ya que se pretende complacer todos los gustos. Neus Llull destaca que «entre los panellets están los propios de frutos secos, como los de piñones, avellana, almendra, pistacho y nueces, y luego los de sabores, entre los que se puede elegir los de vainilla, mango, limón, fresa, naranja, chocolate y membrillo.