El ‘Artefact’ presenta la faceta más ecológica en este selecto sector náutico. | Pere Bota

2

El Artefact, el superyate más vanguardista del mundo, ganador del premio Motor Yacht of the Year 2021, del Boat International World Superyacht Awards de Montecarlo, llegó ayer a Palma procedente de Mónaco.

De propulsión híbrida, presenta la faceta más ecológica dentro del sector de este tipo de embarcaciones privadas de superlujo. Su futurista diseño y elegante minimalismo destaca asimismo por una inédita superficie acristalada, que permite un contacto directo con el mar desde las luminosas estancias a bordo.

El Artefact representa así lo último en materia de tecnología, obra del diseñador Gregory C. Marshall y con una refinada decoración a cargo de Raymond Langton, autor de otros grandes interiores en el mundo de los grandes yates. Producto en 2020 del astillero especializado Nobiskrug en Rendsburg, Alemania, mide 80 metros de eslora, pero alcanza las cinco cubiertas sobre la flotación, una altura propia de los mayores megayates. Así, carece de la forma más estilizada de otros buques de este tipo a cambio de una mayor amplitud interior.

En su concepción se ha querido compaginar el lujo con el respeto por el medio ambiente. En ese sentido, dispone de motores eléctricos, que proporcionan una navegación silenciosa en la que solamente se percibe el sonido del mar, como en un buque de vela. Asimismo, los ventanales adoptan por primera vez unas formas paralepípedas y curvadas, nunca vistas antes en un barco. Otra faceta que en el Artefact alcanza un énfasis especial es el beach club, que junto a las salas de relajación combinan con el espíritu a bordo, enfocado al relax en permanente contacto con el medio marino. Por su parte, a nivel motriz dispone de propulsores azimutales con hélices en vainas, que sirven a su vez de timón y que permiten virar 360 grados sin desplazarse. Este sistema combina con el posicionamiento por satélite en fondeo, sin necesidad de echar el ancla, para protección del fondo marino.

Así pues, este yate constituye un exponente emblemático de las últimas tendencias de preservación ecológica dentro del más exclusivo sector náutico.