Lola Índigo con su padre, el brigada de la Guardia Civil Juan Doblas, que vive en Mallorca.

2

«Ha pasado todos los veranos de su niñez y adolescencia en Mallorca. Y muchas Navidades. Adora la Isla. Y también Ibiza y Formentera». La cantante y bailarina de moda en España, Lola Índigo, tiene una conexión muy especial con Mallorca: su padre, el brigada de la Guardia Civil Juan Doblas, lleva dos décadas destinado en la Isla.

«A mi hija le encanta Mallorca. De los 8 a los 18 años vino mucho por aquí. Estábamos en nuestra casa de Marratxí todos los veranos y después regresaba a la Península, con su madre. Ha pasado grandes momentos aquí», ha contado este viernes a este periódico el mando de la Benemérita, que en la actualidad está destinado en el Banco de España, en su sede de Palma.

«Lola un día me dijo que se iba a ir a China a bailar y así lo hizo. Me fui a verla a ese país y quedé fascinado: ella se come el escenario, lo da todo. Y le fue muy bien. Luego vino lo de Operación Triunfo y ahora The Dancer. Está muy feliz, aunque trabaja muchísimo».

Doblas acude a todos los conciertos de su hija que puede: «Qué te voy a contar, como padre se me cae la baba. No solo con ella, también con mi otro hijo, que es un fenómeno. He tenido mucha suerte».

Lo de la música, a Lola, le viene de familia, ya que su tío tuvo un conocido grupo y de pequeña ensayaba con él. Y la pasión por el baile posiblemente se la ha inculcado su padre, que a pesar de ser muy alto y fuerte, siempre ha sido un espléndido bailarín: «A mi hija no le han regalado nada, ha trabajado desde muy jovencita muy duro para llegar a donde está. Estoy muy orgulloso».