0

Una manada de elefantes asiáticos salvajes abandonó la Reserva Natural Nacional Xishuangbanna en la provincia de Yunnan, suroeste de China, y comenzó a desplazarse hacia el norte a mediados de marzo. Después de pasar por varios condados y ocasionalmente deambular por pueblos y ciudades, se detuvieron y descansaron en un área suburbana de la ciudad de Kunming.

El número de elefantes en la manada ha cambiado a medida que avanzaba su viaje. El último recuento es 14, después de que un macho abandonara el grupo.

La causa de por qué estos animales en peligro de extinción abandonan su hábitat y marchan hacia el norte sigue sin conocerse. Según algunos expertos, probablemente el proceso de protección ambiental en la zona ha proporcionado un buen hábitat para los elefantes asiáticos, lo que les permite reproducirse más. La marcha podría ser una dispersión de la población, con condiciones que permitan al grupo de elefantes salir y buscar nuevos hábitats.

Las autoridades locales de los lugares que visitaron los elefantes han llevado a cabo planes de respuesta integrales para garantizar la seguridad tanto de los humanos como de los elefantes. Tanto en la ciudad de Yuxi como en la ciudad de Kunming, se han lanzado planes de contingencia con equipos que incluyen aviones no tripulados que se utilizaron para monitorizar continuamente las actividades de los elefantes y camiones de limpieza de emergencia que se enviaron para bloquear las carreteras circundantes a la aldea. La gente se organizó rápidamente para evacuar donde fuera necesario y también se utilizó comida para guiar a los elefantes fuera de las áreas urbanas.

Los elefantes asiáticos están bajo protección estatal de primera clase en China y están clasificados como en peligro por la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. La población de elefantes asiáticos salvajes ha aumentado en China, de 180 en la década de 1980 a unos 300 en la actualidad.

La migración de elefantes salvajes en China ya se ha convertido en el centro de atención internacional. Medios de comunicación como TV Asahi, la BBC y el New York Times informaron sobre el viaje en marcha de los animales y las posibles razones detrás de la migración.