Boris Izaguirre y Jaime Cantizano en Puerto Portals. | Julián Aguirre

8

Desde las ocho de la mañana, el programa radiofónico 'Por fin no es lunes', de Onda Cero, que dirige y presenta Jaime Cantizano, emite en directo desde el hotel Sunlight Bahía Príncipe Coral Playa, de Calvià. Se trata de un espacio de actualidad y entretenimiento, integrado por colaboradores como Bibiana Fernández, Alaska y Boris Izaguirre, entre otros profesionales, y parte de ellos han viajado hasta la Isla. Con más de dos millones de oyentes, durante el fin de semana Cantizano y su equipo promocionarán Mallorca a través de Onda Cero.

«Recuerdo que la primera vez que vine a esta isla fue por trabajo. Y en esa primera visita me centré en la zona sur y en Palma. Con el tiempo me he reencontrado con Mallorca, donde tengo muy buenos amigos quienes, conociendo mi afición por la montaña, me llevaron por la Serra de Tramuntana, y aquello cambió totalmente mi visión de Mallorca. Mi enamoramiento por esta isla ha sido ya en la madurez, pero es el más sólido», confesaba Cantizano, ayer por la noche, mientras paseaba por Puerto Portals junto a otro rostro conocido, el periodista, escritor, presentador de televisión y guionista Boris Izaguirre.

Dos hombres tan conocidos y queridos que no pasan desapercibidos, y muchos fueron los seguidores que se les acercaron para saludar o pedirles un selfie de recuerdo. Precisamente, el anonimato es lo que echa de menos Jaime Cantizano. «Me costó mucho digerir esa fama explosiva e incluso tuve que sentarme con un profesional. Pero la televisión te lleva a ser muy popular y lo tuve que digerir y masticar. En mi caso, el 98 por ciento de las personas que se me acercan lo hacen con un enorme cariño».

Este verano, Jaime Cantizano ya ha reservado un tiempo para pasar unos días en Mallorca. «Pero para disfrutar del interior. Cada vez me gusta más lo rural y lo payés». Mi mejor inversión ha sido viajar, y lo he podido hacer por todo el mundo. Mi conclusión es que todo aquello que queremos está más cerca de lo que nos imaginamos. Y Mallorca es un ejemplo para quien esté buscando playa, fiesta, compras, gastronomía, arquitectura, etc. Yo creo que muy pocas islas en el mundo tienen tanto que ofrecer como Mallorca».

Hablar con Jaime Cantizano es preguntar por cuándo va a volver a la televisión. «Con esta pregunta convivo a diario. Me lo preguntan hasta los taxistas. Pero mira, hay un determinado momento de la vida en el que puedes tomar las riendas de tu carrera y elegir, y tras esta etapa de cuatro años en que he vuelto a Atresmedia y Onda Cero, estoy muy contento». Madrugar es lo que peor lleva Jaime Cantizano. «Lo reconozco, y además los últimos ocho años he tenido que madrugar mucho».

Por su parte, Boris Izaguirre también se confiesa otro enamorado de Mallorca. «Todas las islas de Baleares en verdad son maravillosas, bellas y divinas. Mallorca tiene una de las vidas sociales más interesantes de occidente». Al contrario de lo que muchos puedan pensar, Boris no tiene ganas de volver a la fiesta. «Rubén –su pareja– y yo nos hemos anudado más todavía en casa. Y eso es en lo que le estoy agradecido a esta pandemia. Hay cosas positivas de todo esto y para mí ha sido parar».

Doce libros editados, pero a diferencia de muchos artistas y escritores, Boris confiesa que «durante el confinamiento no he escrito nada. Preferí vivirlo. Me di cuenta el 13 de marzo pasado, que fui a la peluquería para hacerme la manicura, pedicura, afeitado y todo. También te voy a confesar que no llegué a tiempo para comprar papel higiénico, como todo el mundo que se volvió loco». Boris Izaguirre es un hombre polifacético y televisivo, pero asegura que Masterchef Celebrity, en el que ha estado en dos ediciones, le ha enseñado a cocinar la vida a fuego lento.