Día del padre

Padres e hijos, metas en común

| Palma |

Valorar:
El peluquero Tolo Marín, junto a sus dos hijos, David y Óscar.

El peluquero Tolo Marín, junto a sus dos hijos, David y Óscar.

Julián Aguirre

El Día del Padre tiene, como tantos otros, su faceta comercial, pero es también un día en el que se comparten detalles, gestos y pruebas de cariño. Para unirnos a la celebración, recogemos en estas páginas el testimonio de hijos e hijas que han seguido los pasos profesionales de su padre, una relación que les ha unido en lo personal y en lo laboral.

El médico cirujano Ginés Martínez, casado con la oftalmóloga Margarita González, ve con orgullo cómo su hija Esperanza sigue sus pasos profesionales en el mundo de la medicina, y su hija Margarita, como una excelente dentista. «El abuelo materno ya era médico de Andratx», asegura Ginés, quien señala que «es una profesión auténticamente vocacional y así lo hacen mis hijas». El Día del Padre lo celebran desde la distancia ya que sus hijas se encuentran hoy en Madrid.

Ginés, con sus hijas, Esperanza y Margarita, y su nieta Carla.

Francesc Carulla y su hermano Albert siguen al frente de la empresa Estop, de topografía y fotografía aérea, que fundó su padre, José María Carulla. «Mi hermano Albert es quien realmente ha seguido los pasos de mi padre estudiando Ingeniería Técnica Agrícola. Yo hice Económicas, con la intención también de entrar en la empresa y llevar la gerencia», comenta Francesc, quien tiene dos hermanos más. De su padre destaca «su espíritu de trabajo y vocación de servicio, es un referente para todos nosotros, tanto a nivel profesional como personal».

Los topógrafos y fotógrafos aéreos Albert y José María.

Jesús y José María son comandantes de vuelo, al igual que su padre, Jesús Guil Pijuan, conocido como Chirri. «Desde pequeños volábamos con él y siempre nos ha enseñado a hacer las cosas con cabeza y cuidar a la gente que está a nuestro cargo».

El comandante Jesús Guil, junto a sus dos hijos, los pilotos Jesús y José María.

Esperanza Nadal, de Vins Nadal, tiene una hermana que es médico, pero ella sigue los pasos de su padre, Rafael, en la bodega. «Mi padre decidió volver a abrir la bodega familiar de Binissalem en una época en la que yo estaba acabando mis estudios universitarios. Entonces pasaba cada vez más tiempo en la bodega, ayudando, y me di cuenta de que quería acabar Magisterio de educación física e inscribirme en el máster de viticultura y enología en Madrid».

La bodeguera Esperanza Nadal, junto a su padre, Rafael, de Vins Nadal.

Los dos hijos del abogado Rafael Perera, Salvador y Carmen, siguen la trayectoria de este reconocido letrado que ha cumplido 60 años en la profesión. «Crecimos entre tomos de Aranzadi, documentos y expedientes. Siem- pre nos gustó el ritmo de vida de nuestro padre y de jóvenes ya teníamos claro que queríamos estudiar Derecho», comenta Salvador. «Mi padre ha predicado con el ejemplo. Nos ha inculcado los valores que él ha procurado mantener tales como la honestidad, la seriedad y el esfuerzo en el trabajo».

vPALMA. ABOGADOS. El abogado y exmagistrado Rafael Perera recibe el premio a la ética jurídica
El prestigioso abogado Rafael Perera entre sus dos hijos, Salvador y Carmen.

Benet Vicens, propietario del restaurante Béns d’Avall, comenta que «mi hijo mayor, Benet, nunca sintió atracción por la hostelería y en cambio a Jaume, desde pequeño, le gustó y decidió formarse. Ahora es el jefe de cocina de Béns d´Avall. Nuestra relación es una mezcla de respeto mutuo y pasión por la cocina creativa lo que ha hecho muy fácil la convivencia, siempre con nuestro lema: ‘Aquí venimos a pasarlo bien o no venimos’». Béns d’Avall estrena Estrella Michelín.

SOLLER. GASTRONOMIA. Benet Vicens, Chef del Bens d' Avall (Soller). MAS FOTOS EN EL DISCO DEL 15-
Los cocineros Jaume Vicens y su padre, Benet, del restaurante Bens d’Avall.

Biel Llabrés, el tercero de cuatro hermanos, es el único que sigue los pasos de su padre, Jordi Llabrés, al frente del bar Mavi. «De pequeño tenía muy claro que quería trabajar en el bar. Con 11 años llegaba de la escuela y se ponía el delantal para ayudar, y rebuscar, tras la barra, las monedas que se les caían a los camareros», comenta su padre. El día de San José o cualquier otra celebración, «nos reunimos los domingos en familia», comenta Biel.

GABRIEL Y JORDI LLABRÉS DEL BAR MAVI.
Biel Llabrés y su hijo, Jordi, del bar Mavi.

David y Óscar hablan con orgullo de su padre, el peluquero Tolo Marín. Ellos son la cuarta generación de peluqueros. «De la profesión nos ha enseñado todo. Durante 36 años hemos trabajado juntos. Ha hecho escuela y sus empleados y clientes son como de la familia».

El fotógrafo Xisco Fahandezh sigue los pasos de su padre, el conocido fotógrafo Kamal. «Como profesional me ha enseñado que primero son las personas y luego las imágenes. Es el culpable de que sea tan exigente conmigo mismo. Su máxima siempre ha sido la excelencia».

El fotógrafo Kamal junto a su hijo, Xisco Fahandezh.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1
Photo

vicente
Hace un mes

"De tal palo tal astilla" o también "quien a los suyos parece, honra merece".

Valoración:8menosmas

Iñaki
Hace un mes

Bueno yo creo que falta algo que sería una situación más común:

Manolo, albañil en paro. Gana 600 euros al mes, tiene tres hijos dos de los cuales también están en el paro y el otro estudia. Posiblemente el día del padre es un día más de los muchos que están pasando donde sobrevivir es un acto heroico.

Valoración:12menosmas
Photo

MallorcaisnotCatalonia
Hace un mes

Oscar y David ! Que grandes personas que sois! Peluquería Tolo, la mejor del mundo ... un lugar donde sales guapo y con sabios consejos (y unas risas).

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1