0

El presidente de la federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (Pimem), Jordi Mora, ha considerado este martes que el cierre del restaurante Caballito de Mar «pone de manifiesto que la restauración está sufriendo mucho».

En este sentido, ha expresado que desde Pimem están «especialmente preocupados» por hechos como este, ya que el caso de Caballito «no es la única situación de cierres o traspasos a la que están teniendo que llegar muchos negocios de restauración».

«Son muchas las trabas y exceso de burocracia junto con las limitaciones y prohibiciones como es el caso de las terrazas en Palma y el convenio colectivo no soportable para las empresas de restauración», ha explicado Mora.

En la misma línea, la presidenta de Pimem Restauración ha manifestado, Eugenia Cusí, ha dicho que es «un ejemplo de las consecuencias que pueden tener ciertas decisiones políticas que pueden parecer menores pero tienen mucha trascendencia en la rentabilidad de una empresa».