El Rata Market es un mercado efímero de arte, diseño y artesanía que despierta gran expectación en cada una de sus ediciones. | Julián Aguirre

6

El antiguo centro penitenciario de Palma, cerrado y prácticamente abandonado desde hace años, ha abierto este sábado parte de sus instalaciones, concretamente el foso, para acoger el Rata Market de primavera.

Un mercado efímero de arte, diseño y artesanía que despierta gran expectación en cada una de sus ediciones y cuenta con cientos de fieles visitantes. En esta ocasión el espacio elegido por los organizadores ha sido la antigua cárcel de Palma. «Todo un acierto. Desde primera hora ya se ha acercado mucha gente a visitar los puestos y disfrutar del buen ambiente. Y eso que es sábado, porque mañana domingo esperamos mucha más gente», asegura Miguel Ferrer, uno de los organizadores.

Noticias relacionadas

El acceso al Rata Market se encuentra en la parte trasera de la cárcel donde un grupo de música anima el ambiente y los foodtrucks ofrecen apetitosas propuestas culinarias. En el interior del foso más de 50 puestos, concretamente 54 tenderetes, exponen sus productos y artículos artesanales, como Neus Bosch quien creó desde hace poco más de un año su propia marca. «Soy una coleccionista de frases y quiero ir más allá con ‘una imagen vale más que mil palabras’. Intento dar un poco de sentido y llegar a los corazones a través de las palabras», comenta Neus quien pone frases en cuadros, libretas, puntos de libros, etc.

Bisutería, moda, artículos de decoración, etc hacen las delicias de los visitantes, que contemplan con cierto asombro el muro y los alambres con pinchos enrollados en las altas paredes del foso.

Un grupo de adolescentes paran en el puesto de Francesco. Un italiano residente en Mallorca que acaba de llegar de Hollywood. «Recorro todo el mundo haciendo gráficos manuales y digitales. Mi marca es ‘no tengo idea de lo que hago, son cosas casuales», confiesa Francesco. Así pues, Rata Market este fin de semana en la antigua cárcel.