Baleares, en Madrid Fusión

| Madrid |

Valorar:
preload
Madhu Asnani, Jaume Ballester, Ana María Pons, Marcos Terlevich, Piedad López, Antoni Bennàssar, Antònia Torres, Tommy Ferragut, Margalida Alemany, Cristina Sales, Lorenzo Bauzá, Lluís Pérez, Carlos Botella, Mari Carmen Ibáñez y Jesyca Rayo, con una gran sobrasada en primer término.

Madhu Asnani, Jaume Ballester, Ana María Pons, Marcos Terlevich, Piedad López, Antoni Bennàssar, Antònia Torres, Tommy Ferragut, Margalida Alemany, Cristina Sales, Lorenzo Bauzá, Lluís Pérez, Carlos Botella, Mari Carmen Ibáñez y Jesyca Rayo, con una gran sobrasada en primer término.

28-01-2019 | J. S./Oli de Mallorca

Cocineros, distribuidores y restauradores buscan algo diferente, que no sea lo de siempre, algunos están cansados del Rioja o Ribera», señala la responsable de la Denominación de Origen (DO) Binissalem, Marga Amat, desde el estand del Consell de Mallorca en Madrid Fusión, la principal feria gastronómica del país inaugurada este lunes y que acabará este miércoles.

«Hay que estar en Madrid Fusión porque tenemos que hacer marca», destaca el presidente del Consell Regulador de la IGP Sobrassada de Mallorca, Jaume Ballester. «Nuestro reto es que los chefs de prestigio, presentes en Madrid Fusión, introduzcan la sobrasada como ingrediente de sus platos». Por su parte, Lydia E. Larrey, de la DO Oli de Mallorca y la DO Oliva de Mallorca, señaló que «los chefs buscan algo diferente, productos distintos y de calidad, exclusivos, y la aceituna de Mallorca lo es».

Precisamente, este estand acogió este lunes el showcooking del embajador de la DO Oli de Mallorca, el chef una estrella Michelín Adrià Quetglas, que deleitó al público con dos tapas: brioche de oliva trencada y aove arbequina con helado de mahonés y aove; y chocolate con aove picual, frambuesa y miel.

«Mientras en bastantes lugares de España se arranca viña, en Mallorca se planta cada vez más», reconoce el presidente de la DO Vi Pla i Llevant, Antoni Bennàssar. «El objetivo es que un restaurante de Badajoz venda nuestros caldos», añade. «Lo que ya hemos conseguido es que los productores nacionales digan: ‘El vino de Mallorca es bueno’».

Amat, de la DO Binissalem, afirma que participa con vinos genéricos, monovarietales, de uvas mantonegro y moll. «Nos han visitado de la Asociación Madrileña de Sumillers y han destacado el aroma del tinto y la suavidad del vino blanco». En menos de tres horas se elaboraron ayer más de 1.200 tapas en directo de la mano de los chefs Margalida Alemany, Carlos Botella y Lluís Perez junto a sus equipos

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.