Los grupos de visita se fotografiaron junto a la artillería de a bordo. | Gabriel Alomar

4

La Estación Naval de Portopí abrió este domingo sus puertas al público con motivo de la visita de la flotilla cazaminas de la OTAN participante en el Ejercicio Spanish Minex 18, que se desarrolla en el Sur de Mallorca. En él participan 16 buques, siete de ellos de la Armada española, al mando del capitán de navío Rafael Arcos.

Los visitantes pudieron acceder a bordo de varias unidades, entre ellas el moderno patrullero de altura Tornado, asignado en 2012 y al mando de la flotilla. Un numeroso público pudo ver sus interiores, como el hangar, la cubierta, el puente y su artillería en grupos guiados. Según se indicó a bordo, la fuerza española tiene por misión contribuir a mantener abiertos al tráfico los puertos principales y bases navales, así como localizar y neutralizar minas y otras armas submarinas fondeadas en su área de responsabilidad.