Un momento de la multitudinaria ‘batalla’ protagonizada entre ambos bandos celebrada el pasado año en el Parc de la Mar. | P. Pellicer

16

Canamunt y Canavall son los dos bandos nobiliarios que se enfrentaron en Palma y en toda Mallorca a finales del siglo XVI. Las causas de este enfrentamiento son complejas y se remontan en las luchas nobiliarias mallorquinas de los siglos anteriores. Desde hace tres años, un grupo de palmesanos ha querido rememorar estas luchas, pero con el mejor humor posible y la diversión como principales señas de identidad.

El próximo viernes, 1 de septiembre, darán comienzo las fiestas con el despliegue en Cort de los escudos de los dos bandos. La figura de Joana Daviu, que participó en las luchas disfrazada de hombre y que fue colgada acusada de bandolera y asesina, dará el sus a partir de las 18.30 horas. En la calle Costa i Llobera tendrá lugar a continuación el sopar de colles y la presentación de los señores de Canamunt y Canavall, y los asistentes deberán ir vestidos de rojo u amarillo. Las camisetas oficiales se venden en Rata Corner al precio de 10 euros y es la única fuente de financiación de los organizadores.

El domingo tendrá lugar en el Parc de la Mar la Batalla de Banderes en la que las colles de Canamunt se encontrarán en la Plaça de Sant Jeroni a las 16.00 horas y las de Canamunt, a la misma hora, en la de Plaça Drassanes. Extraña que los actos se desplacen del viernes al domingo sin que el sábado haya ninguno. «La cena del viernes acabará a las 12 de la noche, no más tarde, y queremos que el sábado quede libre para que no se desvirtúe la fiesta. La batalla es una fiesta familiar y preferimos hacerla en domingo porque el lunes es día laborable», comenta Jaume Vich, uno de los organizadores. Los actos terminarán ese día, lunes, con el Enterro d‘en Berga y se recomienda ir de negro y con un cirio.