Imagen de uno de los mapaches capturados.

19

Técnicos del Consorci per a la Recuperació de la Fauna de les Illes Balears (COFIB), organismo que depende de la Conselleria de Medi Ambient, ya han conseguido capturar en el Valle de Sóller varios mapaches mediante las trampas que han colocado durante el mes de julio en la zona, ante la proliferación de esta especie exótica en la Serra de Tramuntana. El COFIB instaló el pasado mes un total de 50 trampas tipo tomahawk, destinadas a la caza incruenta de este carnívoro exótico invasor que al parecer se está enseñoreando de algunos espacios naturales. La campaña se enmarca dentro de los trabajos que el COFIB lleva a cabo desde hace años para erradicar esta especie y otros mamíferos exóticos introducidos como el coatí. En este caso se instalaron los dispositivos en Sóller después de recibir el aviso de varios particulares sobre la presencia de este carnívoro.

Desde la Conselleria no se han facilitado aún datos numéricos sobre los mapaches capturados, ya que la campaña iniciada en la zona solamente lleva unas semanas activa. Aun así, Ultima Hora    ha tenido acceso a imágenes de las primeras capturas.

Un mapache atrapado en la jaula.

El COFIB ha repartido las trampas entre seis zonas de posible presencia de mapaches que los técnicos revisan cada 24 horas, según fuentes de la Conselleria. Medi Ambient recuerda que los mapaches representan una amenaza para la diversidad biológica y que esta especie supone un potencial riesgo sanitario para el ser humano, ya que puede ser portador de zoonosis y también contagiar a los animales domésticos con enfermedades, entre ellas la rabia.

El apunte

Una especie exótica invasora que se expande por la Serra

El mapache (Procyon lotor) es un carnívoro originario de América del Norte y Central. En el año 2006 se detectaron los primeros ejemplares en Mallorca, probablemente mascotas escapadas. La especie no ha dejado de expandirse por el medio natural y se ha adaptado muy bien a la Serra de Tramuntana. Según un estudio de 2020, entre los años 2007 y 2018, ya se habían capturado 257 ejemplares en la Isla, buena prueba de su proliferación.