1

Este viernes en el Pla de Mallorca las cámaras especializadas han captado un efecto curioso, de aquellos que los fotógrafos más interesados en la naturaleza persiguen y que solo se dan bajo condiciones muy especiales. Un llamativo arc de boira ha sido distinguido y capturado. Ha sido en Petra, en la vasta zona llana que domina el centro de Mallorca, y la persona que lo ha captado ha sido Miquel Àngel Dora. En redes sociales el hombre del tiempo de IB3, Miquel Salamanca, ha felicitado al fotógrafo: «és perfecte! Enhorabona per la 'caça'».

A algunos este 'avistamiento' ligado al tiempo en Mallorca y las condiciones meteorológicas de un momento en particular les ha resultado sorprendente. Qué es un arc de boira. Algunos podrían describirlo como un arcoíris albino. Por la razón que sea ha perdido su colorido adquiriendo un tono blanquecino, que recuerda a aquel propio de las nubes.

Los meteorólogos consultados explican que este fenómeno, que en inglés llaman fog bow (literalmente arco de niebla) es más común en zonas bajas donde se depositan los bancos de niebla. Según el Club Newton, una asociación especializada en ciencia de Montuïri, se producen cuando las gotas son muy pequeñas. En efecto este reflejo de la luz del sol debido a las gotas de agua suspendidas en el aire constituye un efecto similar al arco iris, pero sin colores.

Su forma se crea por aquellas gotas de menor tamaño situadas en el ángulo necesario para desviar la luz solar hacia el observador. Las diminutas gotas de agua presentes en la niebla no permiten la descomposición de la luz; en realidad la mecánica cuántica de la luz difumina los colores que cuando se dan gotas de un tamaño mayor ejercen de pequeños prismas reflejando la luz solar, y dando lugar a los más conocidos arcs de Sant Martí. Además, si se fijan con detalle en muchos arcs de boira es posible distinguir un tono rojizo en el exterior y tirando a azulón hacia dentro.