En la calle Bulevard se ha diferenciado con adoquines la zona de vehículos y la de peatones. | Redacción Part Forana

2

El Ajuntament de Santanyí ha impulsado este invierno la modernización del núcleo turístico de Cala d’Or y lo ha hecho empezando con la reforma de las céntricas calles Ariel y Bulevard, con las que se ha seguido la misma filosofía de la calle Tagomago.

Después de convertir toda las vías en de una sola plataforma, reordenar las plazas de aparcamiento y mejorar todos los servicios «hemos conseguido crear dos vías que se asemejan más a un paseo que a una simple calle de circulación y que da calidad turística al pueblo», según el regidor de Turisme de Santanyí, Rafel Batle.

El edil explicó que el Consistorio tiene en mente exportar este tipo de proyectos a otras vías. Batle avanzó que «ahora se encuentran en fase de redacción los proyectos de reforma de las calles Sant Antoni y Santa Eulària, cuyas obras se podrán ejecutar durante la temporada baja».

La alcaldesa, Maria Pons, indicó que «la obra de reforma integral en las calles Ariel y Bulevard eran muy importantes porque se trataba de dos vías que no cumplían con nuestras expectativas».

Las actuaciones han consistido en una reforma integral de ambas calles y han tenido un coste de unos 700.000 euros, que han sufragado el propio Ajuntament y el Govern balear a través de la Borsa d’Allotjaments Turístics. También se han renovado el sistema de drenaje de las aguas pluviales y se han substituido todas las tuberías de las aguas sucias y las de agua potable.