El archivo contiene la documentación del municipio.

1

Un archivo municipal ha de tener entre una de sus funciones primordiales dar a conocer todo su patrimonio. La historia del municipio se encuentra entre sus paredes pero el paso del tiempo va haciendo mella en los documentos en papel. Por ello, para preservarla, el Ajuntament de Llucmajor ha iniciado el camino hacia su digitalización. El objetivo es dar a conocer el fondo y colecciones de que dispone así como facilitar la consulta y el acceso, a la vez que se garantiza el mantenimiento.

Desde el Ajuntament informan que se ha iniciado el proceso con la digitalización de publicaciones relacionadas con el municipio que ya están descatalogadas, como por ejemplo pregones de fiestas o otras publicaciones monográficas.

Asimismo está previsto que se digitalicen los libros de actas de los diferentes órganos de gobierno que van desde 1505 hasta la implementación de la administración electrónica en el Consistorio. También se informatizará la colección de pergaminos del archivo, el más antiguo datado de 1303.

La regidora de Cultura, Xisca Lascolas, explicó que «la digitalización nos permite acceder a los fondos y colecciones de una manera más accesible y segura y así garantizar su conservación».

El alcalde, Éric Jareño, destacó que «esta labor permite conocer mejor la historia del municipio».

Acceso abierto a los antiguos padrones

El proyecto impulsado desde el Ajuntament, además de poner en marcha la digitalización del centro, prevé el acceso a las series de padrones de habitantes, censos de población, quintas y milicias, hasta el 1950 que se digitalizaron a lo largo de 2020 gracias al convenio con Familysearch, entidad especializada en la búsqueda de orígenes genealógicos.