El alcalde de Algaida en 1936, Pere Llull, y un joven de Manacor, Miquel Palmer. | CAIB

10

Los trabajos de excavación en la fosa de Son Coletes (Manacor) de este verano siguen dando sus frutos. El Govern anunció este viernes que las pruebas de ADN y los estudios antropológicos han permitido identificar al alcalde republicano de Algaida, Pere Llull, y al joven manacorí dibujante satírico del semanario Nosotros, Miquel Palmer.

Llull tenía 28 años cuando fue asesinado junto a su padre y hermano el 17 de agosto de 1936, mientras que Palmer solo tenía 18 años.

La identificación de Llull y Palmer provoca que los técnicos abran ahora una nueva línea de investigación en Son Coletes puesto que ninguno de los dos figuraban entre las posibles víctimas enterradas en el cementerio de Manacor. Hasta ahora se pensaba que habían muerto en el cementerio de Son Mas.

Por otra parte, los análisis de ADN han permitido secuenciar los restos de entre 6 y 9 víctimas nuevas, todas masculinas, en los agrupamientos de huesos fragmentados localizados, por lo que el balance de víctimas localizadas este verano aumenta hasta un máximo de 25 individuos. De estas víctimas, hasta el momento, se han identificado cinco: Francesca Llull; su hija Francesca Salas; Antoni Alomar; Pere Llull y Miquel Palmer.

Tanto el Ajuntament d’Algaida como el Ajuntament de Manacor celebraron la identificación de estas dos nuevas víctimas. El alcalde de Manacor, Miquel Oliver, sentenció que «el Pla de Fosses demuestra su utilidad e importancia» y quiso mandar «un abrazo a las familias que, gracias a este trabajo, hoy tienen un poco más de luz sobre el asesinato de sus seres queridos».

La alcaldesa de Algaida, Maria Antònia Mulet, avanzó que en los próximos meses los restos del alcalde republicano serán trasladados a su pueblo en un acto de «de justicia para la familia y de dignidad para la persona desaparecida hace 85 años».

La segunda fase de excavación en Son Coletes empezará a finales de año.