Entrada de la residencia municipal de Pollença e imagen de la rueda de prensa ofrecida este lunes por la regidora de Benestar Social, el alcalde y el gerente del centro. | Elena Ballestero

112

La teniente de alcalde y regidora de Benestar Social i Residència del Ajuntament de Pollença, Francisca Cerdà Nadal, ha reconocido este lunes en rueda de prensa que se ha vacunado contra la COVID-19. Cerdà, de Tots Per Pollença, ha explicado que ella figuraba en la lista de personas a vacunar de la residencia municipal autorizada por Salut Pública.

La regidora ya ha recibido las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, según se ha explicado a lo largo de una comparecencia junto Tomeu Cifre y el gerente de la residencia municipal, Toni Miró.

Cerdà recibió sus dosis junto a los usuarios y trabajadores internos y externos de la residencia municipal, que no ha registrado ningún caso positivo de COVID-19 en lo que llevamos de pandemia. De dicho centro, se ha inmunizado a 28 usuarios, 16 trabajadores esenciales y 17, no esenciales. El alcalde defiende que, según el protocolo, podrían recibir la vacuna trabajadores externos como los servicios de peluquería o mantenimiento.

Noticias relacionadas

Cifre ha asegurado que «no ha habido trato de favor, porque ninguno se ha saltado la cola». El alcalde ha firmado un consentimiento informado renunciando a la vacuna después de decidir que no visitará el centro y que no es persona de riesgo. Por su parte, la regidora ha señalado que su vacunación se debe al «trabajo constante y diario dentro de la residencia».

El pasado jueves por la noche el asunto planeó ya sobre el Pleno municipal cuando a preguntas de la oposición el alcalde negó haberse vacunado, pero guardó silencio sobre si su regidora lo había hecho o no. Ella tampoco quiso hablar, hasta la comparecencia de este lunes.

Fuentes de Salut han explicado que el protocolo marca que puede recibir la vacuna cualquier persona que pueda ser un 'vector de transmisión'.