La Conselleria d’Educació ha puesto a disposición de los nuevos alumnos un bus para el traslado hasta Inca. | DINGOLA.NET

12

La Conselleria d’Educació ha desviado a nueve menores llegados recientemente a Inca y a uno de Llubí al CEIP Rodamilans de Sineu por el exceso de ratios que sufren las aulas de la capital del Raiguer.

Desde Educació confirmaron este lunes esta decisión que se ha tomado desde la Direcció General de Planificació, Ordenació i Centres. Justifican el desvío de alumnos hacia Sineu por la circunstancia que se ha dado este curso escolar con las ratios aún más bajas que de costumbre por culpa de la pandemia.

De esta forma, desde el pasado miércoles acuden al CEIP Rodamilans ocho niños y niñas procedentes de Inca y otro de Llubí. Además, ayer se incorporó un nuevo estudiante.

Cabe destacar que no estaban escolarizados en ningún centro del Raiguer previamente y han iniciado su currículum académico en Sineu.

El Govern confirmó que se han atendido las peticiones del equipo directivo del colegio de Sineu y a partir de hoy acudirá una profesora de pedagogía terapéutica que estará a media jornada y asistirá a los menores que acaban de empezar las clases.

Las edades de los alumnos ha permitido distribuirlos en diversos cursos, con dos de ellos en infantil y el resto repartidos entre cursos de primaria, desde segundo hasta sexto.

También se ha puesto en marcha un nuevo servicio de transporte escolar mediante un autobús específico que llevará a estos alumnos desde Inca hasta una de las entradas del colegio de Sineu y viceversa.

La previsión de la Conselleria d’Educació es que los niños y niñas que han comenzado la escolarización tardía en Sineu realicen todo el curso escolar en este centro. En otras circunstancias sanitarias más favorables el procedimiento hubiera sido temporal, pero la crisis sanitaria provocada por la pandemia conllevará a que no se puedan aumentar la ratio en los colegios de Inca. Tampoco se da por zanjado el desvío de niños y niñas recién llegados y podrían producirse nuevos casos.

Quejas

Desde el CEIP Rodamilans se han reorganizado para garantizar la atención a estos nuevos alumnos y que los ya existentes puedan seguir con su desarrollo académico con normalidad. Pese a ello, desde la AMIPA han surgido quejas por la movilidad y los contactos externos que provocarán estas nuevas llegadas. Educació confirmó ayer que han citado a la AMIPA a una reunión prevista para mañana con el objetivo de tratar el asunto.