A finales de año la Conselleria de Medi Ambient presentó la zona de acampada. | Assumpta Bassa

8

La Conselleria de Medi Ambient del Govern replanteará el proyecto de la zona de acampada de es Canons tras la movilización popular y la petición del Ajuntament de Artà.

En una reunión mantenida este martes entre el conseller de Medi Ambient, Miquel Mir, el alcalde de Artà, Manolo Galán, y otros representantes municipales, se decidió que el número de personas que computarán en la nueva área recreativa será entendido en el conjunto de instalaciones de la finca pública: las casas de Betlem (gestionadas por el Ajuntament), la nueva zona de acampada y el futuro refugio. El conseller había anunciado, hace unas semanas, una nueva zona de acampada con una capacidad para 250 personas lo que generó polémica entre entidades ecologistas. Además se creó una plataforma reivindicativa que ya ha conseguido cerca de 2.500 firmas.

Noticias relacionadas

Otro de los puntos más calientes era el tema del aparcamiento de 10.000 metros cuadrados contemplado en la ley. Sin embargo desde el Govern reiteran que «en la propuesta no se ha contemplado en ningún momento este aparcamiento» y que se ha emplazado al Ajuntament para que presente una propuesta en este sentido. Sobre la mesa quedó la posibilidad de acondicionar el espacio que desde hace años ya se utiliza como zona de parking, justo enfrente de la entrada a la finca.

Gestión

El alcalde explicó que «hemos trasladado al Govern la necesidad de impulsar planes de gestión». También confirmó que «ahora estudiaremos cual será la propuesta más adecuada para aparcamiento. Podría ser una buena solución utilizar la zona ya existente. Evidentemente se descarta una zona de 10.000 metros cuadrados con la presión que ello produciría». Galán destacó la buena sintonía que ha permitido llegar a acuerdos y consensuar posturas.