11

El ascensor panorámico que une el centro urbano de Lloret con el solar de Baix de sa Riba, donde se ubican los centros escolares, continúa precintado por la Agència de Defensa del Territori (ADT), pese a que el Consell de Mallorca concedió el pasado 30 de noviembre el interés general al Ajuntament de Lloret para crear un aparcamiento y regularizar tanto el ascensor como las escaleras y la rampa existentes.

La agencia de disciplina urbanística del propio Consell, sin embargo, mantiene suspendido el uso del ascensor hasta que se formalice la regularización del mismo. El procedimiento administrativo consiste en que el Ajuntament debe redactar y aprobar su propio proyecto para construir el aparcamiento en los solares rústicos de Baix de sa Riba, ajustándose a las condiciones que marcó el area de Urbanismo del Consell cuando otorgó el ansiado interés general, hace poco más de un mes.

Proyecto inminente

El alcalde de Lloret, Antoni Bennàsar (ELL) admite que mantener precintado el ascensor es motivo de quejas entre los vecinos, especialmente los que tienen dificultades de movilidad, usan sillas de ruedas o cochecitos de bebé. «Está previsto tener el proyecto redactado el próximo 15 de enero y presentarlo cuanto antes a la ADT, que nos ha comunicado que no quitará el precinto al ascensor hasta que esté completada su regularización».

El interés general permitirá no solo regularizar el ascensor, sino también las escaleras y la rampa que permiten salvar el desnivel entre el casco urbano y la zona escolar. También se creará un aparcamiento que no podrá ser asfaltado, sino que tendrá acabados de materiales naturales, con una inversión de 200.000 euros. Además de dar servicio al colegio, tendrá una función disuasoria para fomentar el uso peatonal del centro urbano.