Asaja calcula pérdidas de hasta 2.500 toneladas de patata por la granizada en sa Pobla

| Sa Pobla |

Valorar:
preload
Uno de los cultivos pertencientes a Mateu Export.

Uno de los cultivos pertencientes a Mateu Export.

LL.G.

Asaja ha evaluado los daños que la tormenta de granizo del miércoles produjo en la cosecha de patata poblera. Su gerente, Joan Simonet, explica que «teniendo en cuenta a nuestros asociados hemos hecho una extrapolación y calculamos que el 20 % de la superficie dedicada a la siembra de patatas se vio afectada por la granizada».

Siembre con el cálculo previo de la extrapolación a partir de los socios de Asaja, «consideramos que se pueden haber perdido entre 1.500 a 2.500 toneladas de patata para la exportación, lo que supondría cerca de un 6 % del volumen total que se envía fuera en cada campaña y que suele alcanzar las 45.000 toneladas».

Más daños

Simonet especifica que «entre un 35 y un 50 por ciento de nuestros asociados han registrado daños por el granizo en terrenos donde ya se había extraído la patata o que estaban a punto de hacerlo, por lo que el grado de afectación del fenómeno meteorológico ha sido muy variable según las zonas».

Desde Asaja recuerdan que «el de la patata es un cultivo completamente asegurable», y por ello ahora los payeses esperan a que hayan pasado 48 horas para examinar con detenimiento los desperfectos y así realizar informes para las aseguradoras. Además de los graves contratiempos en la cosecha de patata, el granizo se ensañó también con plantaciones ubicadas en sa Pobla, Muro y Búger dedicadas a las hortalizas, las frutas o a los viñedos. El alcalde de sa Pobla, Llorenç Gelabert, fue uno de los primeros en visitar los campos anegados y pudo comprobar los daños en numerosas fincas. El tamaño considerable del granizo trituró las plantas por donde pasó la tormenta, sobre todo las sembradas en Son March, Son Mieres y Son Amer.

Los principales portales exportadores, Mateu Export y Esplet, esperan los informes de sus payeses para valorar los daños, pero anuncian que buena parte de la cosecha perdida era de patata tardana, la que se recoge al final de la campaña.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.