Pintadas turismofóbicas sobre el muro de un bunker de es Trenc. | Ajuntament de Campos

87

La Guardia Civil y la Policía Local de Campos han iniciado las pesquisas para identificar al grupúsculo de ultraecologistas que en la madrugada del viernes llenaron de pintadas turismófobas los antiguos búnkeres de la playa de Es Trenc.

Los turistas que llegaron de buena mañana al paradisíaco arenal, pero, sobre todo, las decenas de residentes mallorquines que aprovechan las primeras horas del día para pasear por la playa, quedaron impactados antes los mensajes de odio que mancillaban también la acción artística que el colectivo Boa Mistura realizó en 2014 en los hasta entonces decrépitos nidos de ametralladora.

A ojos de todos, sobre la blanca limpieza de las fortificaciones y junto a los miles de veces fotografiados versos del poema ‘Cala Gentil’ de Costa i Llobera, quedan consignas extremadamente ofensivas que tildan a los turistas de asesinos («tourist, murderer of the island»), que dicen que no son bienvenidos («tourist you’re not welcome»), que la posidonia es mejor que ellos («tourist, posidonia is better than you») y que, por todo ello, los mandan al infierno («tourists go hell»).

Tras tener conocimiento de tal acto de incivismo y barbarie, la alcaldesa de Campos, Francisca Porquer (PP), expresó en la redes sociales, como representante política y vecina del municipio, su «inmensa tristeza e indignación». «Creo que los mallorquines y, sobre todo, los campaners, no nos merecemos esto», dijo en referencia a las pintadas turismófobas. Un «acto vandálico» que, según Porquer, «atenta contra el patrimonio de Campos». «¿Es esto manera de defender la posidonia daña nuestra imagen y queriendo echar a la gente que aporta ingresos a nuestras Islas?», se pregunta la edil.

Por su parte, Andreu Serra, conseller de Turisme y Esports del Consell de Mallorca, también ha mostrado su indignación en Facebook: