Los agentes de turismo de diferentes países, con algunas autoridades locales y representantes institucionales. | Lluc Garcia

1

Un grupo de responsables turísticos de diferentes regiones europeas –entre ellas, la Toscana, Letonia, Creta, Flandes y Linburgo– se desplazaron este martes hasta el Port de Sóller para conocer de primera mano la actividad de pesca turística que desde hace varios años impulsa la comunidad autónoma a través de la Agència Balear de Turisme (ATB) y que ya supone un interesante complemento para los ingresos de una quincena de pescadores artesanales de Mallorca.

En Sóller, Gregori Mayol Passador es por el momento el único que se dedica de forma oficial a esta actividad aunque otros profesionales también ofrecen visitas por su cuenta.

Hasta el momento, una sola agencia (Pescaturismo Mallorca) comercializa esta oferta, un producto ya difícil de encontrar en algunos destinos masificados. Se trata, sin embargo, de una práctica que ya se realiza en algunos de los países cuyos agentes visitaron ayer el Port, pero se han mostrado interesados en el modelo de Baleares.

El atractivo del litoral de la Serra de Tramuntana ha hecho que la ATB haya considerado interesante ofrecer a los agentes europeos la experiencia de los pescadores de la zona, en este caso con base en Sóller. La experiencia de este martes fue solo un aproximación a las sensaciones de los turistas que han contratado esta actividad. Los agentes se embarcaron en el llaüt ‘Son Servera’ y realizaron solamente una pequeña excursión por la costa hasta s’Illeta, interesándose por las artes de pesca utilizadas en la zona y también por las especies que pueden ver aquí los turistas.

Según el patrón Gregori Mayol, «la actividad se ofrece sobre todo entre abril y septiembre por lo que cubre las temporadas de langosta, de trasmall (pesca con red cerca de la costa) y un poquito la llampuga. El precio medio de una excursión de este tipo ronda los 100 euros por persona de lo que hay que descontar los gastos, la comisión de la agencia y una pequeña aportación que va a parar a la Cofradía de Pescadores.