El equipo de arqueólogos que trabaja en la excavación encontró este jueves los restos del que podría ser el alcalde republicano de Búger Joan Alemany. | Maria Nadal

15

Después de casi dos semanas de trabajos en el cementerio de Santa Maria, el equipo de arqueólogos que trabaja en la excavación encontró este jueves los restos del que podría ser el alcalde republicano de Búger Joan Alemany.

Aunque no se sabrá con exactitud si se trata de Alemany hasta que se realicen las pruebas de ADN, el director de la campaña, Jaume Servera, cree que «hay una alta posibilidad porque son los únicos restos que hemos encontrado de un represaliado».

Los restos del cuerpo del que también fue diputado provincial en la Segunda República fue encontrado tirado boca abajo y con fracturas en el cráneo que se pueden deber a una posible autopsia. Las piernas las tenía seccionadas a causa de una lápida del año 1887, que ahora se estudiará si se colocó con posterioridad al 1936. «Investigaremos en el archivo municipal sobre las reformas del cementerio para conocer si se pudo mover la lápida y se colocó sobre el cuerpo del alcalde de Búger», según Servera.

La consellera de Cultura, Fanny Tur, acudió al cementerio al conocer la noticia de la aparición de los restos. «Debemos ser prudentes a la hora de asegurar que se trata de Joan Alemany, pero sería una metáfora maravillosa que hayan aparecido el mismo día que se celebra el 40 aniversario de la Constitución que proclama que todos los españoles somos iguales ante la ley».

Hasta el cementerio también acudieron Catalina López y Ayda Akbiçak, nieta y bisnieta de Alemany, que se mostraron «contentas aunque prudentes hasta conocer los resultados definitivos».