Un sistema ha contabilizado todos los vehículos que han pasado, y para poder llegar hasta el faro los visitantes han podido coger el bus lanzadera que salía del Port de Pollença. | Pilar Pellicer

El tráfico rodado en la carretera del faro de Formentor se ha reducido en un 78 % con la entrada en funcionamiento de las restricciones de acceso, en vigor desde el pasado 9 de julio, según ha informado el departamento de Carreteras del Consell de Mallorca.

Si diariamente el mes de mayo de este mismo año pasaron por la vía 4.750 vehículos, el mes de agosto de este año la cifra se ha situado en 1.050, una importante reducción a consecuencia de la limitación del tráfico al faro entre las 10 y las 19 horas.

La consejera de Territorio e Infraestructuras, Mercedes Garrido, valoró «positivamente la puesta en marcha de este Plan piloto, si bien, ahora será necesario que nos reunamos todas las partes implicadas para hacer una valoración completa y perfilar aquello que no haya terminado de funcionar».

Según recuerda el Consell, a la altura de la playa de Formentor se ha situado durante estos casi dos meses un informador medioambiental que comunicaba a los conductores las restricciones para los vehículos con motor.

Un sistema ha contabilizado todos los vehículos que han pasado, y para poder llegar hasta el faro los visitantes han podido coger el bus lanzadera que salía del Port de Pollença, con paradas en el mirador des Colomer, en la playa de Formentor, en cala Murta-cala Figuera y el faro.

Durante este tiempo más de 34.000 personas han hecho uso de este transporte público, lo que representa unos 69.789 billetes vendidos), según datos de la Conselleria de Territori, Energia i Mobilitat.