El Consell se ha comprometido a dar respuesta «lo más rápido posible» a una de las demandas que con más vehemencia exigen los vecinos de sa Ràpita: la protección del carril bici; hoy, totalmente expuesto al tráfico motorizado que circula por la carretera litoral, la Ma–6021. | Pedro Aguiló Mora

20

El Consell de Mallorca y el Ajuntament de Campos se han conjurado para extremar la seguridad de la peligrosa carretera litoral de sa Ràpita. Consciente de los riesgos que entraña esta vía –con un carril bici sin las mínimas garantías, un tráfico desmesurado y con demasiados casos de circulación a velocidad excesiva–, el Consistorio campaner lleva meses solicitando a la institución insular que tome las medidas oportunas.

En principio –por cuestiones técnicas– renuente a adoptar alguna de ellas, el atropello mortal de una adolescente hace justo tres semanas y la consiguiente indignación social desencadenada, ha servido de detonante para determinar la adopción de la mencionadas mejoras en la Ma–6021.

De esta manera, el departamento de Territori del Consell –organismo responsable la carretera– aplicará de forma inmediata una reducción de la velocidad máxima de 50 a 40 kilómetros por hora. Esta medida hará más efectivos los controles de velocidad con radar. Asimismo, también pintará línea continua a lo largo de todo el vial, quedando así prohibidos los adelantamientos de vehículos.

Mientras que estas son las acciones que se ejecutarán a más corto plazo, a medio, «pero lo más rápido posible», aseguran desde el Consell, se dará respuesta a una de las demandas que con más vehemencia exigen los residentes de sa Ràpita: la protección del carril bici, hoy totalmente expuesto al tráfico motorizado. El departamento de Territori presidido por la consellera Mercedes Garrido instalará una barrera mixta de madera que separará de forma física el carril de la carretera, protegiendo así a los cientos de usuarios que, sobre todo en verano, lo utilizan tanto para moverse en bicicleta como para correr a pie.

Por otra parte, desde el Ajuntament de Campos se acelerarán todos los trámites para licitar las obras de una variante que circunvale el casco urbano de sa Ràpita, contribuya a reducir el tráfico y pacifique la circulación de la carretera litoral.