Alfonso Rodríguez Badal, alcalde de Calvià. | Jaume Morey

6

Jugada maestra del PSOE. En menos de siete días, los socialistas han logrado deshacerse del ‘lastre’ de Sí Se Puede (SSP) en el equipo de gobierno y, ya con el edil Fernando Alcaraz desposeído de sus poderes en el departamento de Participación Ciudadana y Juventud, se garantizó este martes la aprobación del presupuesto de 2018, pese a haber acentuado su minoría en el pleno tras la mencionada expulsión del edil de SSP del Ejecutivo municipal.

¿Y cómo se garantiza la aprobación de las cuentas el alcalde Alfonso Rodríguez Badal? Pues ni con los posibles apoyos o abstenciones de Ciudadanos (C’s) o de la concejal no adscrita Isabel Manresa, sino que, de forma paradójica, con la abstención del propio Alcaraz, quien, como se ha apuntado anteriormente, fue fulminado el jueves del equipo de gobierno debido precisamente a una falta de acuerdo en la aprobación de las cuentas, debido a, según el alcalde, las pretensiones «desorbitadas» que el edil de SSP exigía para las que eran sus áreas de gestión.

Tertulia

Pues bien, cuando no se cumple ni una semana de su expulsión, el propio Fernando Alcaraz anunció este martes en el transcurso de la tertulia política que conduce el periodista Jaime Mora frente a los micrófonos de Radio Calvià FM que no se opondrá a la aprobación de las cuentas y que su voto será una abstención. De esta manera, gracias al acuerdo previo alcanzado entre el PSOE y los dos ediles de Esquerra Oberta (EO), Alfonso Rodríguez Sánchez y Rafel Sedano, el equipo de gobierno socialista está en condiciones de aprobar en las próximas semanas las cuentas públicas por mayoría simple.

La decisión de Alcaraz de no oponerse a la aprobación del Presupuesto, pese a ha haber sido expulsado hace seis días del equipo de gobierno, también convierte en prescindible el apoyo o abstención del edil de Ciudadanos, (C’s) Carlos Tarancón, o de la concejal no adscrita y ex militante de Sí Se Puede, Isabel Manresa.

No obstante, el PSOE no cierra la puerta a sacar adelante el Presupuesto con el mayor número de apoyos posible o, al menos, con la menor de las oposiciones. Así, al margen del anuncio de Alcaraz, el alcalde mantuvo ayer activas las reuniones previstas con Tarancón y Manresa.