Imagen de archivo de una excursión reivindicativa a Ternelles para reclamar el derecho de paso por el camino. | T. Ayuga

11

La Fundación Vida Silvestre de la Mediterrània informó este viernes de que de ahora en adelante gestionará las visitas a la finca privada de Ternelles (Pollença), y de que serán guiadas y en grupo.

El anuncio significa que los excursionistas ya no podrán circular a su antojo por el interior de la finca (que no obstante ya no está permitido), o que lo harán acompañados de un guía y en grupos de veinte personas. Además, las visitas, gestionadas hasta la fecha por el Ajuntament de Pollença, deberán tramitarse de ahora en adelante ante la Fundación Vida Silvestre.

Ternelles es la possessió que aloja el Castell del Rei. El acceso a la finca solo puede realizarse por un camino de titularidad privada que, sin embargo, mantiene un servidumbre de paso a favor del Ajuntament. De acuerdo con la normativa, únicamente está permitido que 20 personas visiten la finca el mismo día.

El guía será un biólogo y educador medioambiental que ofrecerá explicaciones acerca de la biodiversidad y los elementos etnológicos del lugar. Se facilitarán folletos y prismáticos (para poder observar los buitres negros) a los excursionistas y la visita será gratis. «La FVSM considera que un uso regulado y guiado de visitas abre la puerta a conocer áreas de gran riqueza natural y se evita la presencia descontrolada y masiva de visitantes», señala la fundación.

El alcalde de Pollença aprobó que las visitas sean guiadas, pero no que deje de gestionarlas el Ajuntament. «Existe una servidumbre de paso», recordó.