Varios vecinos se han concentrado para protestar por la acción del equipo de gobierno municipal. | Lluc Garcia

98

Personal de la brigada municipal de obras de Sóller ha procedido este martes a la retirada de la cruz que remataba el monumento a los 'Caídos' de la Guerra Civil, obra del prestigioso arquitecto mallorquín Gabriel Alomar.

Este lunes ya se instaló un andamio para poder llevar a cabo los trabajos y el martes a primera hora de la mañana se ha eliminado el símbolo en medio de la protesta de un grupo de ciudadanos que desde poco después de las siete de la mañana se han concentrado en el lugar.

Algunos han exhibido una pancarta en la que aseguraban que la actuación era «un ataque al cristianismo». Otros protestaban por motivos políticos o por considerar que el monumento «forma parte de la historia de Sóller».

El concejal de Infraestructuras, Andreu Castanyer, que ha presenciado la retirada de la cruz, ha negado cualquier motivación anticristiana: «Se trata solo de dar cumplimiento a un acuerdo de Pleno de principios de legislatura en el que el equipo de Gobierno (MÉS-PSOE ) se comprometió a aplicar la Ley de Memoria Histórica en el municipio».

La cruz retirada, que sólo era una parte del monumento, se trasladará al cementerio municipal.