1

Con motivo de la noticia publicada de que el Govern y el Ajuntament de Calvià mataron a tiros un centenar de cabras salvajes en Galatzó, el consistorio calvianer ha emitido este sábado un comunicado en el que aclara que, «por razones de custodia del territorio, el área de Bienestar Animal del Ajuntament tuvo que intervenir y solicitar una actuación para preservar el ecosistema de la finca». Por este motivo «se estudiaron diferentes metodologías, viendo que la única viable era la del control poblacional mediante descaste».

El Ajuntament de Calvià ha recordado que «esta legislatura se está trabajando para recuperar un uso tradicional de la finca pública de Galatzó con un proyecto agropecuario que incluye conseguir el certificado de finca ecológica y la recuperación de razas y agricultura autóctonas». Es por ello que «una de las primeras actuaciones que se llevó a cabo fue retirar el coto de caza que en las legislaturas anteriores existía, dentro de la filosofía de la conservación por encima de la diversión». En este sentido, «se destinó a bienestar animal la partida de 4.000 euros que en la anterior legislatura se utilizaba para soltar perdices, con el único fin de actividad lúdica de caza».

Noticias relacionadas

Sin embargo, «existe un problema reconocido de proliferación de cabras alóctonas asilvestradas en toda la Serra de Tramuntana y sus efectos devastadores sobre el ecosistema». El comunicado explica que «cuando en una especie invasora su población aumenta de forma descontrolada, se producen atentados contra el ecosistema poniendo en peligro otras especies, tanto animales como vegetales, y es por este motivo que se vio en la obligación de realizar esta actuación». Asimismo, el consistorio aclara que «se llevó a cabo por parte de técnicos acreditados, observando todas las medidas de seguridad y siguiendo las normativas vigentes, en una época (septiembre) en la que las visitas son reducidas».

El Ajuntament de Calvià también ha querido dejar claro que «esta legislatura se está trabajando decididamente por el bienestar animal por lo que se han puesto en marcha diversos proyectos en este sentido». Entre ellos destaca que «se ha aprobado una ordenanza que regula los animales que viven en el entorno humano, se ha mejorado la gestión de la canera municipal y se han firmado convenios con entidades animalistas».