El interés por los trabajos de exhumación han generado mucho interés en Porreres. | Gori Vicens

52

Este domingo la emoción ha invadido el cementerio de Porreres, donde familiares de las personas asesinadas y enterradas en el municipio se han dado dado cita para homenajear a los fallecidos. Además, las personas que han acudido han podido comprobar el buen ritmo de los trabajos de exhumación que, hasta el momento, han sacado a la luz restos de 27 personas.

Desde hace cinco días un equipo encabezado por el especialista en exhumaciones de la Guerra Civil, médico, antropólogo y profesor en medicina legal y forense Francisco Etxeberria trabaja en el cementerio de Porreres. Maria Antònia Oliver, de Memòria de Mallorca, y Etxeberria han sido los encargados de explicar este domingo los motivos de la apertura y el resultado de los trabajos hasta el momento.

Noticias relacionadas

Debido a la presencia de los familiares se ha aprovechado para interpretar distintas canciones que multiplicaron la emotividad del acto. Después, una psicóloga especializada ha realizado una charla con los familiares. La visita de los familiares ha servido, también, para obtener muestras de ADN con las que comparar los restos exhumados.

Tras la apertura de la fosa, la labor continúa con la exhumación de los restos y el análisis de los cuerpos y, finalmente, la inhumación y regreso de los restos identificados a las familias. El equipo calcula que las tareas de extracción se alargarán durante un mes, a pesar de que con el avance de estos cinco primeros días las tareas podrían acabar antes del previsto.

Este sábado, la presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada de otras autoridades de Baleares, visitó los trabajos de exhumación en la fosa común de Porreres, donde declaró que «son los huesos de la justicia, la libertad y la democracia».