Foto de grupo del equipo de gobierno de Muro, compuesto por regidores de CDM, PI y PP. | Redacción Digital

18

La coalición ecosoberanista MÉS per Muro denunció en el pleno de este el viernes que el gobierno municipal favorece la contratación de familiares de los regidores que lo integran. Es decir, que los concejales tratan de «enchufar» –según MÉS– a sus parientes.

Jaume Payeras, portavoz de MÉS en Muro, enumeró algunos casos. La hija del concejal Antoni Serra ‘Coto’ (Convergència Democràtica Murera) ha sido adjudicataria de un contrato menor gracias al cual trabajará en la escoleta municipal; la esposa de ese mismo edil fue recientemente contratada para gestionar la limpieza de la ropa de la residencia. Según Payeras, en este caso, el trabajo estaba valorado en una cantidad superior a los 18.000 euros (el importe máximo para adjudicar a dedo) y el servicio fue dividido en dos contratos.

MÉS también criticó que la hermana de la concejal Margalida Forteza (CDM) había sido contratada como trabajadora por la empresa que hace unos meses ganó el concurso para gestionar la comunicación del Ajuntament. La hermana de José J. Aguiló, otro concejal de CDM, fue contratada como cocinera de la residencia por el Consistorio. Por último, un primo del edil Joan Escalas (PP) ha sido contratado para gestionar la limpieza de las zonas ajardinadas de Platja de Muro.

Payeras admite que todos ellos son contratos legales, pero «sospecho que han sido manipulados para favorecer a uno u otro», indicó. «Hablan de transparencia y actúan como un clan», criticó.